Los Revolucionarios Correpasillos

Es como magia, pero no es necesario ser un mago para hacerlo funcionar. Éstos Correpasillos son una maravilla mecánica que hace uso de una fuente de energía inagotable: la energía de los niños, que unida a las fuerzas de la naturaleza (la inercia, la fuerza centrífuga, la gravedad y la fricción) hace de este juguete un perfecto aliado del movimiento y la diversión. Es tan fácil de utilizar; todo lo que necesita es un conductor y una superficie lisa y plana. No utiliza baterías.

Los Correpasillos puede ser utilizado por los adultos, también. Para empezar, no requiere de una costosa fuente de energía que necesite ser sustituida o recargada continuamente. Trabaja sin batería o sin pilas, no requiere combustible de ningún otro tipo. Es silencioso y proporciona a los niños diversión y ejercicio, más que la mayoría de los juguetes. El Correpasillos es totalmente seguro cuando se usa apropiadamente. Ha sido ampliamente probado y cumple o supera todos los estándares internacionales de seguridad.

No se recomienda para su uso en pisos de madera dura o de suelos laminados.

Como Funciona

Para ponerlo a funcionar basta con girar el volante de un lado hacia otro, haciendo que el vehículo se desplace hacia delante, y si giramos el volante completamente irá hacia atrás.

Sus ruedas son muy silenciosas, están fabricadas en goma antideslizante, que es un material muy resistente y silencioso que protege el suelo de rayazos  y a la vez mejora el agarre.

No es necesario un aprendizaje previo, basta con girar el volante de un lado a otro y a rodar!

Facil y rápido de montar

Recibirás dentro del paquete las piezas necesarias para motar tu similecar.

Puedes ver un vídeo con las instrucciones detalladas del montaje

Smilecar

Swingcar

Plasmacar